El Sentido del Humor

Posted by rizomas on 30 agosto, 2021 in artículos circular educación rizomas rizomas edu

Sentido del humor

Hemos pasado muchos meses adivinando sonrisas, riendo con los ojos, valorando mucho (pero mucho, mucho) los ratitos en los que el humor ha sido el protagonista. Y lo cierto es que el humor, como el amor, siempre nos hace bien, siempre nos une y nunca está de más.

Es cierto que la risa, y en términos generales el humor, se dan en todas las culturas, pero en nuestro caso, afortunadamente, es un sello de la casa. En “Luces de Bohemia”  decía Valle Inclán que “En España, podrá faltar el pan, pero el ingenio y el buen humor no se acaban.” A mí me gusta pensar que no le faltaba razón.

Pero, como con tantas cosas importantes de la vida, el valor del humor no siempre ha estado en alza, no siempre se ha apreciado como le corresponde. Hasta que no hace tanto, la ciencia, que se ocupa de cosas muy pero que muy serias, ha empezado a revelarnos muchísimos beneficios. Lo que todos percibimos, aunque no le pongamos nombre técnico, es que la risa nos hace sentir felices y nos proporciona bienestar . Y es así porque libera esa maravilla de la naturaleza que son las endorfinas.

Pero es que además:

Influye en nuestra tolerancia al dolor y tiene un efecto analgésico.

Mejora la calidad del sueño y nos ayuda, por tanto, a combatir el insomnio.

Aumenta la oxigenación del organismo y tiene un efecto positivo en nuestra función respiratoria.

Favorece al sistema inmunológico.

Influye positivamente en nuestro sistema circulatorio.

-Incluso hay estudios que apuntan a que el sentido del humor aumenta la esperanza de vida.

¡Oiga, no se le puede pedir más!

Pues sí, sí que se puede. Y ese más es mi parte favorita. La psicología lleva décadas estudiando esta privilegiada capacidad del ser humano y, en este camino, hemos aprendido que el humor y la risa nos permiten, por ejemplo, neutralizar las (mal) llamadas emociones negativas. También que nos ayuda a mantenernos motivados en un gran número de situaciones y que mejora la comunicación y favorece las relaciones sociales.

Cómo no iba a ser así. A todos nos gusta rodearnos de personas que nos hacen reir, que mantienen una actitud optimista y que, en definitiva, nos hacen sentir bien. Y además, el sentido del humor tiene mucho que ver con la empatía, porque para hacer reir, para “hacer humor”, tenemos necesariamente que empatizar con la realidad y las emociones del otro.

Y como ya sabrás, no sólo nos gusta que nos hagan reír, si no que provocar la risa en otro trae de la mano un gran placer asociado. Es por esto que la psicología positiva incluye el sentido del humor como una de las fortalezas del ser humano y la define precisamente, como la capacidad para experimentar y/o estimular la risa y de esta manera mantener un estado de ánimo positivo.

Llegados a este punto, no estaría de más que evaluáramos el estado de salud de nuestro propio sentido del humor porque con todo lo que nos aporta, si está en horas bajas, el intento de mejorarlo merece la pena. Puede que el sentido del humor no sea tu fuerte. No te preocupes, la suerte te sonríe y la plasticidad cerebral también. Porque, ¡buenas noticias!, el sentido del humor se aprende, no es una capacidad innata (y además, el de cada persona es único).

¿No te parece maravilloso? Personalmente me encanta que sigamos confirmando que la inmensa mayoría de nuestras capacidades pueden ser aprendidas y, por lo tanto, mejoradas en cualquier momento. Así que aprovecha para incluir un nuevo propósito a la lista. En este caso además, con el beneficio añadido de que éste, siempre irá acompañado de sensaciones placenteras.

Si además tienes hijos o niños en tu entorno, el objetivo se vuelve doblemente interesante, doblemente divertido y cobra todavía más sentido. Hablamos mucho del llanto, pero la risa es una de las primeras habilidades comunicativas de los bebés y es realmente fantástico conectarse con los niños desde ahí. En muchas ocasiones, acompañar, gestionar conflictos o dar respuesta a las necesidades de los niños requiere fundamentalmente estar “sintonizados en la misma emisora”, conectarnos desde lugares comunes…y el sentido del humor es un vehículo increíble para encontrar esa conexión en multitud de ocasiones.

Si está presente en el día a día , sabemos que el clima probablemente estará más relajado y será más positivo. Además , si el entorno favorece y cultiva el humor, será mucho más probable que los niños se mantengan conectados con esta capacidad y que la desarrollen plenamente.

Y me estaba guardando para este momento otro montón de beneficios que son valiosos para todas las edades pero casi impagables para la infancia.

Entre los regalos del humor también están:

-El impacto positivo en nuestra autoestima.

-La ayuda que supone para la aceptación del error y la gestión de la frustración.

-La capacidad de ayudar a mejorar los procesos de comprensión, retención y aprendizaje.

-La mejora que supone para nuestra memoria a largo plazo si va unido a “mensajes instructivos”

-El favorecimiento y apoyo de comportamientos como el juego .

-El efecto positivo en la resolución de conflictos.

-O el hecho de que comparte con la creatividad el uso del pensamiento divergente . Ese “mirar y entender” las cosas de maneras poco usuales tan valioso…

Este montón de titulares no representa todas las posibilidades que tienen detrás, pero si rascáramos en cada uno de ellos y profundizáramos sobre sus implicaciones, estoy segura de que procuraríamos reír más.

Si estás decidido a incorporar más humor a tu vida y a la de tu familia, te felicito y te animo a que no descartes ningún medio. Las cosquillas son tan valiosas como un juego de risoterapia, un chiste o un cuento. Siempre que no nos riamos a costa de otros , todo está permitido.

Si necesitas más inspiración, te recomiendo encarecidamente que te acerques a la figura de Patch Adams, a través de su persona y su trabajo. Una vida que ha transformado muchas otras gracias a la risa.

Puedes acercarte a Patch Admas a través de la fantástica película que protagonizó Robin Williams

Y si quieres algunas ideas más en forma de libro para compartir carcajadas con los más pequeños, te comparto algunos de mis favoritos:

-“Qué viene el lobo” (Editorial Loguez)

-”La vocecita” (Editorial Kokinos)

-”Atrapados” (Fondo de cultura económica)

-”Súper patata” (Bang ediciones)

-”Las arañitas de la risa” (Editorial Combel)

-”El capitán calzoncillos”

Sin duda quien afirmó que “Un día sin reír es un día perdido” sabía de qué iba todo esto.

¡Qué la risa te acompañe!

Edurne Simón

Psicóloga. Gestión emocional y desarrollo a través del juego.http://youarerizomas.org/aplicacion-para-conocer-gente-en-costa-rica/